BIZCOCHO CAMPESTRE DE SUERO DE MANTEQUILLA, Y PRACTICANDO CON EL FONDANT

Bizcocho campestre de suero de mantequilla

Os lo tengo que confesar, tengo una nueva y muy grande obsesión.


Conseguir de una vez forrar mis tartas con fondant perfectamente.


Y es que no hay forma de la dichosa ganache me quede perfecta, o lo más parecido posible.


Pero seguiré practicando y practicando hasta que lo consiga, pues anda que no soy cabezota ni nada.


Hoy os traigo una nueva receta de la biblia de los pasteles, para que no os quejéis, si es que os lo cuento absolutamente todo.




Para el bizcocho (molde de 15 altura 10) necesitaremos los siguientes ingredientes:
  • 4 yemas de huevo L.
  • 150 gr de leche a temperatura ambiente.
  • 10 gr de zumo de limón.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 200 gr de harina.
  • 200 gr de azúcar.
  • 15 gr de levadura en polvo.
  • Una pizca de sal.
  • 115 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
En primer lugar preparamos el suero de mantequilla o buttermilk, para ello añadimos a la leche el zumo de limón y lo dejamos reposar 10 minutos, veréis que os queda cómo leche cortada.
Cuando tengamos el suero listo cogeremos 1/4 y lo mezclaremos con las yemas y con la esencia de vainilla y reservamos.
Ponemos a precalentar el horno a 160º con calor arriba y abajo.
En un bol ponemos los ingredientes sólidos (harina, azúcar, levadura y sal) y mezclamos bien durante 1 minuto.
A continuación añadimos la mantequilla y lo que nos queda del suero de mantequilla y mezclamos.
Iremos incorporando la mezcla de huevos en tres veces, no incorporar la siguiente hasta que la anterior no esté completamente integrada.
Y ya tenemos nuestra masa lista.



Ponemos mantequilla en el molde y espolvoreamos con harina.
Cortamos un círculo de papel de hornear con el tamaño de la base del molde e igualmente le ponemos mantequilla y enharinamos.
Ponemos la masa en el molde y bañamos con la masa los laterales para que nos suba de forma uniforme.
Ponemos el bizcocho en el horno en la parte central.
Lo tendremos sobre unos 50-55 minutos dependiendo del horno.
Cuando hayan pasado unos 30 minutos, si vemos que se está tostando en exceso por la parte de arriba, lo tapamos con papel de aluminio y cocemos hasta que con que al introducir una brocheta en la parte central esta salga limpia.
Cuando esté listo dejamos templar en el molde unos 15 minutos, y entonces desmoldamos boca abajo sobre una rejilla y dejamos enfriar completamente.


A mi me gusta congelar los bizcochos (aunque se pueden guardar en la nevera un par de semanas), en el congelador pueden estar hasta dos meses (a mí nunca me duran tanto, jejeje).
Para congelar o para guardar en la nevera ha de estar completamente frío y lo envolvemos completamente con papel film.
Para montar la tarta final descongelamos el bizcocho, y cuando aún no lo esté del todo lo dividimos en tres partes (así desmiga mucho menos), recordad de poner unos palillos para posteriormente saber donde está el corte y de esta forma lo tendremos más nivelado.
De rellenos he puesto buttercream alrededor y mermelada de melocotón en el centro (la buttercram hace de barrera para que no se desparrame la mermelada).
La buttercream la hago mezclando 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente con 250 gr de azúcar glass. En primer lugar batimos a máxima potencia la mantequilla, hasta que quede muy cremosa, y posteriormente vamos incorporando el azúcar tamizado y poco a poco.



Lo he cubierto con una ganache de chocolate, para ello he utilizado 250 gr de chocolate fondant y 200 gr de nata para montar.
Picamos el chocolate lo más fino posible y reservamos. Ponemos a hervir la nata y llevamos a ebullición, cuando empieza a hervir lo volcamos sobre el chocolate y lo mezclamos hasta que quede una crema homogénea.
A mí me gusta dejar reposar la ganache de un día para otro, así coge más consistencia.
Primero cubriremos nuestra tarta con una primera capa que se le suele llamar tapamigas, y lo guardamos en la nevera durante una hora para que endurezca.
Le daremos después una segunda capa de ganache y la dejaremos lo más lisa posible (mi asignatura pendiente).
Cuando ya la tenemos bien lisa la ponemos en la nevera hasta hacer los adornos finales.
En este caso la he cubierto con fondant teñido de rosa, y en los laterales le he puesto unas florecitas y hojas también hechas con fondant, y cómo remate  final un lirio que podéis ver en mis tutoriales de flores.
Y ya no me enrollo más, pensad que intento hacer las entradas más cortas para no aburriros, pero no hay forma, me pongo al teclado y me pierdo.
Ya veis que le voy dando uso a mis florecillas (en este caso la beneficiaria de la tarta me confirmó que el arte floral fue muy etéreo, que su marido se zampo el lirio enterito, menos los alambres, jejeje).
Y ahora  os dejo, que tengo que acabar de hacer la coca de Sant Joan, pero eso forma parte de otro post.
Un beso muy muy grande a todas/os.

31 comentarios:

  1. Muy bonita!! Me encanta como te quedan las flores!! aaays todavia no nos hemos puesto, pero esque nos parece tan dificil... :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no, que no son tan difíciles, sólo necesitan mucha paciencia y mucho cariño. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  2. Vaya preciosidad de tarta y la flor es una pasada. A mi también me da mucha rabia cuando no quedan lisas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besos y feliz día de San Juan

      Eliminar
  3. Me encanta como te ha quedado Yolanda, el fondant está súper lisito y el lirio perfecto!! :-)

    Disfruta del día de San Juan, besitos!!

    ResponderEliminar
  4. Llevaba tiempo sin pasarme por aquí y me he quedado con la boca abierta!! pero qué pasada de flor!! y tienes tutorial y todo!! me lo apunto por si algún día me animo con esto, que últimamente no hago más que cosas sencillitas. Besicos!

    Marta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que estés de vuelta Marta. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  5. Qué delicia y qué maravilla de flor has puesto de adorno. Bss.

    ResponderEliminar
  6. VAYA VAYA, muy bien cuadra el lirio con la tarta, que por cierto te ha salido que dan ganas de zamparla por la pantalla! Lo único que no me va del todo es el fondant, pero el bizcocho tiene que ser riquísimo! un beso Yolanda :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi tampoco me pirra el fondant, pero la verdad es que lo hago muy fino (ya se que conlleva peligro), pero así no se ha de quitar. Merece la pena el esfuerzo. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  7. que pasada! es una tarta muy delicada y preciosa, me gusta mucho y yo la veo perfecta, bicos

    ResponderEliminar
  8. No se a lo que le llamaras tu perfecto, por que esta tarta mas bonita y perfecta no puede estar, de verdad que la veo preciosa. Mil besicos querida amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja María, ya me irás conociendo, pero es que soy repelentemente perfeccionista, que le vamos ha hacer. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  9. Pues a mi me encanta que lo expliques todo tan bien al detalle aunque sea el post más largo, jeje, me encanta, un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, pues te vas a acabar hartando. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  10. Desde luego tiene que estar riquisima pero la decoracion es la que me ha dejado con la boca abierta, ese lilium es muy realista.

    ResponderEliminar
  11. La tarta tiene una pinta de jugosa brutal, pero es que el lirio ese me tiene enamorada, esta perfecto!!!! Un besote wapi!!

    Gemma

    ResponderEliminar
  12. LAS FLORES TE QUEDAN TAN CHULAS YOLANDA QUE HASTA ME DARIAN PENA COMERMELAS..:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anni, te aseguro que el marido de la receptora se la zampó, me dio pena hasta a mí, que bruto, con lo monississima que me quedo. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  13. Las flores son increíbles! Eres una artistaza!

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Quina preciositat!! i dius que no et queda be el ganache... no se però el resultat és espectacular!

    ResponderEliminar
  15. Has probado calentar un vaso con agua, meter un cuchillo plano y pasarselo por encima de tu ganache??? Asi consigues una superficie plana
    Luego le pones el fondant encima..y suerte!! Jijiji..a mi muchas veces me quedan los bordes con pliegues pero le pones una cinta y solucionas el tema!!
    Pero te ha quedado bien.. no te martirices..y practica..mira las flores que haces..son una maravilla!! Un besete estresada jiijijij

    ResponderEliminar
  16. Anónimo6/25/2013

    ¿Cómo se puede hacer algo tan bonito? me encanta, creo que lo pondría de adorno... que maravilla!
    por cierto ¿has probado a servirlo en platos de pizarra? os dejo algunas ideas que creo que os pueden gustar. Es nuestra nueva colección Gourmet.

    http://www.cupastore.com/otros-articulos/platos-pizarra.html/

    un saludo y feliz martes!

    ResponderEliminar
  17. Yolanda, tu crees que si a este bizcocho le pongo encima a Pocoyo y a todos sus amigos aguante el peso?. Siempre hago el bizcocho clásico de vainilla con buttermilk, y aunque me encanta, quiero probar uno diferente.
    Un besito

    ResponderEliminar

Me encanta ver vuestros comentarios, gracias a ellos todo esto cobra mayor sentido.
Aunque no pueda contestar siempre me los leo absolutamente todos, si tenéis alguna consulta podéis enviarla directamente al e-mail que tenéis en la pestaña de contacto.
Este blog, por falta de tiempo, no participa en cadenas de premios, aunque siempre estaré super agradecida de que hayáis pensado en mi.
Gracias por estar.
Yolanda.