Naranjas confitadas, mejorando poco a poco sin darme cuenta


Hoy vengo con una receta a la que le tenía echado el ojo hace mucho, pero que mucho tiempo, pero que, como siempre, por una cosa o por otra nunca hacía.

Este año (ya es el segundo y empieza a ser una tradición), el día de Reyes he hecho dos roscones, con todos sus abalorios (haba, figurita, corona, etc).

Pero este año quería dar un paso más, y no comprar la fruta confitada ya hecha, así que como voy pasito a pasito, este año le tocó a la naranja (el año que viene ya veremos), y he de decir que fue un gran acierto, aparte de estar riquísima, le añade todavía más calidad al roscón, ya de por si estupendo.


Con el tiempo me doy cuenta que la cocina es como cualquier otra disciplina, cuanto más sabes más quieres saber, y sin enterarte te vas convirtiendo en un experto (siempre que te vayas formando, por supuesto), de momento mi formación está siendo toda on-line (la falta de tiempo es lo que tiene), pero no paro de aprender nuevas técnicas, conociendo nuevos productos y procesos, etc, espero ir volcando mi conocimiento en este blog poco a poco, o sea que seréis testigos de primera mano.



Venga, que me enrollo hasta escribiendo, no tengo remedio, vamos a por la receta.

La receta que he utilizado es la de el blog Webos Fritos, todo un referente para mí.

INGREDIENTES:
  • 1 naranja.
  • 1 cucharadita de sal gorda.
  • 150 gr de azúcar.
  • 75 gr de agua.

ELABORACIÓN:

Lo primero que vamos a hacer es limpiar muy muy bien la naranja, pensad que la vamos a cocinar sin pelar, con lo cual este paso es importante. Yo la froté bien con un estropajo y la pasé varias veces por abundante agua caliente para que quedara bien limpia.

Una vez hecho esto la cortamos en rodajas muy finas (lo máximo que podamos), pueden ser redondas o por mitades, como queráis.

Ponemos un cazo con abundante agua y la sal, y las herviremos durante 5 minutos sin removerlas (en ninguno de los pasos tenéis que remover, si no corréis el riesgo de que se partan). Una vez pasado este tiempo escurriremos con mucho cuidado en un colador y las enfriamos con agua fría (cuidado que el chorro sea flojo, si no os pasaría lo mismo que si las removiésemos, que se partirían).

Ahora pondremos en un cazo los 75 gr de agua junto con el azúcar, y ponemos con cuidado las rodajas de naranja. Coceremos a fuego muy lento durante 1 hora. De vez el cuando moveremos el cazo por el mango para que no se nos peguen, una vez pasado este tiempo dejamos que se templen.


Una vez templadas las ponemos a escurrir en una rejilla y las dejaremos de un día para otro.

Si las vais a usar enseguida las envolvéis con papel de horno y las guardáis en la nevera.

Si no, podéis envolverlas en papel film y guardarlas en el congelador hasta que las necesitéis.


Para el próximo roscón estoy pensando en tener las cerezas confitadas en casa, ya os contaré.

Y esto es todo por hoy, si todo va bien nos volvemos a ver el domingo con una nueva receta, o un nuevo truco.

Si no podéis esperar hasta entonces podéis encontrarme casi a diario a través de las redes sociales:





Un beso enorme a todas/os.

6 comentarios:

  1. Hola! Nosotras también llevamos tiempo para hacerlas, nos apuntamos la receta! Besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues animaros, que están genial. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  2. muy buena receta¡¡¡ a mi me encanta la naranja asi y sirve para un montón de cosas.
    besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  3. Yolanda es un acierto que hagas tu las naranjas confitadas.Te pueden servir para preparar postres y si mojas la mitad en cobertura de chocolate y las dejas secar son una delicia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota Rosa, cuando la dieta esté más avanzada me la saltaré con tu consejo, jejeje. Besos. Yolanda.

      Eliminar

Me encanta ver vuestros comentarios, gracias a ellos todo esto cobra mayor sentido.
Aunque no pueda contestar siempre me los leo absolutamente todos, si tenéis alguna consulta podéis enviarla directamente al e-mail que tenéis en la pestaña de contacto.
Este blog, por falta de tiempo, no participa en cadenas de premios, aunque siempre estaré super agradecida de que hayáis pensado en mi.
Gracias por estar.
Yolanda.