CÓMO HACER SALSA BECHAMEL FÁCIL Y SIN GRUMOS, OS TRAIGO LA RECETA MILAGRO


Lo confieso, me ha costado dios y ayuda encontrar una forma de hacer la salsa bechamel sin grumos y fácilmente, y siiii, ya hace un tiempo que la encontré, y ahora, generosa que es una, os la paso por si alguno la necesita.


Esta es la salsa bechamel más básica, pero añadiendo un poquito de cebolla al principio, o un poquito de jamón picado al final, etc, podéis tener diferentes versiones para otras tantas recetas, seguro que encontraréis muchas utilidades.


Venga, que me enrollo que no veas, sin más dilación vamos a por la receta.

INGREDIENTES:

  • 30 gr mantequilla.
  • 30 gr de harina.
  • 1/2 litro de leche.

ELABORACIÓN:

En un cazo ponemos la mantequilla a derretir.

Cuando esté derretida añadimos la harina de golpe y mezclamos con varillas, la tendremos a fuego medio hasta que veamos que toma un color tostado (este punto es clave para que la bechamel no tenga sabor a harina cruda). 

Cuando veamos que se despega de las paredes y que tiene un color tostadito iremos añadiendo la leche poco a poco. La leche ha de estar a temperatura ambiente (no es necesario que esté caliente), al principio pondremos muy poquita leche y no volveremos a añadir más hasta que no esté totalmente incorporada. Iremos añadiendo leche hasta que acabemos el medio litro.



Si queréis una salsa más ligera le quitáis 10 gr tanto de mantequilla como de harina.

Si necesitáis que sea muy espesa le añadís 10 gr tanto de mantequilla como de harina.



Os aseguro que de esta forma conseguiréis que desaparezcan los tan odiados grumos.

Y hasta aquí un nuevo básico de la cocina, espero que os haya resultado útil.

Un beso enorme a todas/os.

10 comentarios:

  1. Con lo que me gusta la bechamel, a la próxima intentaré hacer tu versión que se ve totalmente sin grumitos. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es 100% efectiva, y fácil verdad??? Un beso. Yolanda.

      Eliminar
  2. Perfecto!!!
    De la misma manera la hago yo también y es verdad que nunca tengo grumos.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es la forma más sencilla. Un beso. Yolanda.

      Eliminar
  3. Hay que ver lo que se ns complica muchas veces esas cosillas que a priori son las más fáciles y básicas eh! Pero menuda textura te ha quedado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a mi esta forma me funciona absolutamente siempre. Un besazo. Yolanda.

      Eliminar
  4. Genial, los truquis siempre se agradecen ¡¡has ganado la guerra a los grumos!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, la verdad es que esta vez si, Besos. Yolanda.

      Eliminar
  5. Hola! genial la receta! es un básico que hay que aprender a hacer si o sí porque es deliciosa! besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una de las cosas que más me costó hacer, no te creas, la hacía completamente al revés y no había manera de evitar los grumos. Un besazo wapas. Yolanda.

      Eliminar

Me encanta ver vuestros comentarios, gracias a ellos todo esto cobra mayor sentido.
Aunque no pueda contestar siempre me los leo absolutamente todos, si tenéis alguna consulta podéis enviarla directamente al e-mail que tenéis en la pestaña de contacto.
Este blog, por falta de tiempo, no participa en cadenas de premios, aunque siempre estaré super agradecida de que hayáis pensado en mi.
Gracias por estar.
Yolanda.