COXINHAS CON SALSA PICANTE, 15º DESAFÍO EN LA COCINA

COSINHAS BRASILEÑAS

Muy buenas, os sorprenderá que publique dos días seguidos, pero no podía faltar a mi cita mensual con el desafío en la cocina.
Como muchos sabréis, se trata de un grupo de blogs que cada mes aceptamos el reto de unas desafiadoras muy malas (jeje), que nos mandan el día 1 de cada mes una receta para que preparemos todo el grupo y que publicamos el día 20.
Como podéis ver no se andan con chiquitas, y cada vez que envían un reto tengo que echar mano de todos los recursos que nos da la red para poder saber de que se trata.
Este mes Carolina del blog Tomillo, laurel y otras cosas del comer nos ha mandado un reto salado, o sea, estas coxinhas que os presento, que además tenían que ir acompañadas por una salsa acorde.


No se vosotras, pero yo cuando vi el nombre !!!???arggggg¡¡¡¿¿¿¿, y yo que hacía todo esto para desestresarme. Y no me quedó otra que empezar a investigar en Internet.
Gracias a la gran Wikipedia (san Wikipedia diría yo) descubrí que las coxinhas son un aperitivo típico de la cocina brasileña , elaborado con pechuga de pollo deshebrada y envuelto en una masa empanizada y frita.
Coxinha significa literalmente muslito y hace referencia a la forma y el contenido de esta receta.


Nadir Cavazin en su libro Historias y recetas nos cuenta que, el hijo de la princesa Isabel de Brasil y el Conde D'Eu, un niño recluido por tener problemas mentales, tenía un plato favorito, el pollo, pero sólo le gustaba el muslo. Un día, al no tener suficiente muslo , el cocinero decidió convertir un pollo entero en los muslos. Para ello trituró el pollo haciéndolo servir de relleno de una masa de harina en forma de muslo. El niño quedó encantado con los resultados y la emperatriz Teresa Cristina, cuando lo visitaba, no se podía resistir al delicioso manjar. Tanto le gustó que pidió al maestro de cocina la receta y así la coxinha ganó nobleza y se convirtió en historia.


Bonita la historia no???
Para que veáis las diferentes versiones os dejo el enlace (podéis clickar directamente en la imagen) del resto de los desafíos de mis compañeros, a cada cual mejor.


Y para el mes que viene tendremos receta dulce de la mano de Mabel del blog A nadie amarga un dulce.
Y ahora si que vamos a por la receta, que menudo rollo os estoy metiendo.



En primer lugar, y como bien dicen que una imagen vale más que mil palabras os dejo esta.



En ella, y en la mezcla de muchas más, me he basado para hacer mi propia versión.
Vamos a ver que es cada cosa:
  • Catupiry mesmus: es el queso tipo requeijao más popular de Brasil, y tiene una consistencia muy parecida al queso crema (el que yo he utilizado).
  • Galinus cortatus: he querido suponer que es gallina cortada.
  • Mashioo: he supuesto también que era masa.
  • Crocanis: también he supuesto que es rebozado.
Habéis visto que supongo mucho, pero no ando muy desencaminada.
Venga vamos a ello.
INGREDIENTES PARA LAS COXINHAS:
  • 600 gr de muslitos de pollos.
  • 1 litro de caldo de pollo.
  • 1 cebolla.
  • 4 dientes de ajo.
  • 200 ml de leche entera.
  • 250 gr de harina.
  • Sal.
  • Queso crema.
  • 1 huevo.
  • Pan rallado.
  • Aceite para freír.


PREPARACIÓN DE LAS COXINAS:
En primer lugar ponemos a cocer los muslitos de pollo junto con el caldo durante 30 minutos, hasta que veamos que la carne está totalmente cocida.
Una vez cocida separamos el caldo y reservamos 250 ml del mismo.
Desmenuzamos los muslitos (quitándoles la piel y los huesos), y los picamos en trozos pequeños (pero no triturar).
Pelamos la cebolla y los ajos y los trituramos todo junto.
Ponemos un poco de aceite en una sartén, cuando esté caliente echamos la mezcla de cebolla y ajo y un poquito de sal y pochamos a fuego medio.
Cuando vemos que empieza a tomar color incorporamos el pollo y lo mantenemos al fuego durante un par de minutos, retiramos la sartén y ponemos un par de cucharadas de queso crema y removemos hasta que quede totalmente incorporado.
Reservamos, pues este será el relleno de las coxinhas.
Para hacer la cobertura pondremos en un cazo los 250 ml de caldo junto con los 200 ml de leche y llevamos a ebullición, cuando empieza a hervir echamos toda la harina de golpe, y removemos con una espátula de madera para que todo quede perfectamente integrado. Mantendremos esta mezcla al fuego hasta que veamos que la masa se separa completamente de las paredes.
Dejamos reposar la masa hasta que se temple.
Cuando la masa está templada (lo justo para poder trabajarla sin quemarnos), haremos pequeñas porciones en forma de bola (del tamaño de una pelota de golf). Enharinamos la superficie de trabajo y estiramos con un rodillo con unos 5 mm de grosor.
En el centro de la masa pondremos un poco de la mezcla de pollo (siempre dejar espacio en los laterales para después poder cerrarlas), media cucharadita de queso crema, y nuevamente la mezcla de pollo.
Cerramos la masa alrededor del relleno, como si fuera una bolsita, dándole forma de higo (o de muslito para ser puristas).
Pasaremos cada una de las coxinhas por huevo y pan rallado y freímos en abundante aceite muy caliente para que queden bien crujientes por fuera.
Dejaremos escurrir en papel de cocina para que absorba el máximo de aceite posible.
INGREDIENTES PARA LA SALSA:
  • 3 tomates maduros.
  • 1 cebolla.
  • 4 dientes de ajo.
  • Azúcar.
  • Sal.
  • Un puñadito de almendras.
  • Un puñadito de avellanas.
  • 1 cucharada de pulpa de ñora.
  • 3 granos de pimienta de cayena.
  • Aceite de oliva virgen.

PREPARACIÓN DE LA SALSA:
Pelamos la cebolla y la partimos en trozos grandes.
Ponemos en una sartén un poco de aceite, cuando esté caliente echamos la cebolla y bajamos a fuego medio-bajo hasta que esté transparente. En este punto incorporaremos los tomates, sin pelar, y partidos también en trozos grandes y un poco de azúcar para contrarrestar la acidez del tomate.
Cuando vemos que el tomate ha perdido casi todo el liquido le echamos los ajos pelados pero enteros, un poco de sal, y lo tendremos unos 5 minutos más.
Ya solo nos queda añadir la cucharada de pulpa de ñora, las almendras, las avellanas y los 3 granos de pimienta de cayena, y lo mantenemos al fuego otros 5 minutos.
Retiramos del fuego y pasamos todos al vaso de la batidora y trituramos.
Veréis que queda una salsa muy espesa (dependerá de la cantidad de almendras y avellanas que hayáis incorporado), para hacerla más liquida incorporáis aceite de oliva y la batís con la batidora como si fuese una mayonesa.
Y listos para comérnoslas.



Os aseguro que me ha encantado preparar esta receta, ha sido toda una experiencia.

No dejéis de probarlas, seguro que os encantan.

Y venga, que hoy me he pasado, menudo tostón os he soltado, pero la receta lo merecía no???

Nos volvemos a ver el domingo con una nueva receta, no os la perdáis.

Un beso gigante a todas/os.

63 comentarios:

  1. No conocia esa historia de las coxinhas y me ha encantado!! son ricas de verdad, dan su trabajo pero merece la pena, y tu las has bordado! bicos

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado fabulosas, qué ricas. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  3. Qué bonita historia la de la coxhina. No la había visto por ningún sitio y eso que me gusta indagar en la historia de las recetas. Además te han quedado espectaculares, con muy buena pinta. Ahora nos toca esperar al siguiente desafío. Besitos guapa

    ResponderEliminar
  4. Que bien explicado, con las fotos, Te han quedado muy pero que muy bien.

    Muchas gracias por esta historia tan bonita

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Genial la explicación de la historia de las coxinhas, yo no la conocía, pero es preciosa. Te quedaron estupendas, eh? Bsito

    ResponderEliminar
  6. Ole ahí que monas te han quedado, y seguro que bien ricas, besos

    ResponderEliminar
  7. mmmm, seguro que esta salsita le pegaba totalmente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con ese puntito picante quedo estupendo. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  8. tienen mucho trabajo pero el resultado es muy bueno, están riquisimas.
    te han quedado de lujo.
    besitos

    ResponderEliminar
  9. ..mira que he buscado por internet,pero la historia esa, no la he visto,curiosa eh?,te han quedado muy ricas y la salsa me encanta...besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, al final voy a ser la mejor investigadora del desafío. Gracias wapa. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  10. El relleno de las tuyas es distinto y se ve bien bueno.

    ResponderEliminar
  11. te han quedado genial y muy bien rellenita. besos!

    ResponderEliminar
  12. Qué buenas, ya imagino lo deliciosas que están...seguro que vueeelan!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff, costaron, que son contundentes, con un par te quedas llena llena. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  13. Madre mía, Yolanda!!! Te has hecho un master en coxinhas!!! :-))))
    No las he probado en mi vida (de hecho cuando he leído el título del post no sabía ni lo que eran), pero las tuyas te quedaron espectaculares (y tienen que estar buenísimas)

    Besos y feliz finde!

    ResponderEliminar
  14. Mira que coxinhas mas riquisimas te han quedado y con su salsita picantona, que rqiuisima!!!! Muy bien explicado todo!!!
    Besinesssss guapaaaaaa

    ResponderEliminar
  15. Me has dejado maravillada con la salsa, me ha encantado, sí señor!. Las coxinhas, magníficas, de color y el relleno. Qué pasada de desafío, verdad?.

    ResponderEliminar
  16. vaya chica me ha encantado tu explicacion, la historia y hasta la composición, lo has clavaoo!!
    Estás invitad@ a participar en el sorteito de cumpleblog que estoy celebrando! un besote ahi te espero!! Adela http://eldulcepaladar.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  17. Mi querida amiga, te han quedado unas coxinhas deliciosas, con esa salsica toda una ricura, seguro que les encantaron a todo el mundo. Mil besicos amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te creas, que en casa las cosas que se salen de lo normal les cuesta, ahora mi madre y yo encantadas, jajaja. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  18. Están estupendas y con esa salsa picante seguro que deliciosas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. estas boss son....la leche jajaja

    te han quedado muy bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miedito me da que llegue el día 1, jajaja. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  20. Cuando he visto la foto de la entrada ni sabía lo que miraba y pensé en que berenjenal te has metido, pero nada mas entrar me di cuenta que es un aperitivo estupendo y tiene una pinta de que me mandes una bandeja pa' Zaragoza... Salsa incluida jejej... Te atreves con todo y te admiro por esto... Muchos besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mara, aunque no te creas, que a veces me tiemblan las piernas. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  21. Yolanda, me ha encantado la historia y no sé como serán los originales, pero a ti te han quedado estupendos.
    El catupiry mesmus, me ha llegado al alma, jeje.
    Sabes que conozco a un cocinero brasileño? ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, que faena, mira que rebusqué y lo único que salía el significado era el catupiry mesmus, jajaja. Ohhhh, tendrías que sorprender al cocinero con esta receta, a ver que te dice, jijiji. Un beso sita. Yolanda.

      Eliminar
  22. Qué pinta más buena tiene esa salsa. Te han quedado muy bien y además, una entrada muy completa. De lujo!!

    ResponderEliminar
  23. Me encanta la salsa que has puesto y las dichosas coxinhas te han quedado estupendas. Nos han traído a todas de cabeza!!!! Pero...prueba superada!!!! Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alejandra, me alegra que pertenezcas al grupo, ya verás que bien te lo pasas. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  24. Que maravilla!! tienen que estar buenisimas.. y esa salsa les da un toque...... con tu permiso te copio la receta.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mayte, toda tuya, que para eso están, para que os las llevéis. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  25. ¡Qué historia tan interesante la del origen del plato! Me ha encantado leerla.

    ResponderEliminar
  26. Muy bien documentada tu entrada, te quedaron geniales con ese relleno...pero ufff que trabajito tienen

    ResponderEliminar
  27. Pues yo esa historia cuando buscaba información no la he encontrado... te hanq uedado geniales y a las quese os ocurrió la idea del queso me parece genial... muchos besinos guapa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, me voy a nombrar la investigadora del grupo, a ver el próximo reto si os sorprendo. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  28. Molt bona cerca i t'han quedat genials!!!

    ResponderEliminar
  29. Mira que busca la historia de los platos del Desafio , pero esta me pasa como a Mar no le encontre, impresionante guapa, y el plato es espectacular guapa, felicidades.
    Un besazo de Vanessa de Il Prezzemolo Tritato.

    ResponderEliminar
  30. Que pinta y esa salsita le encantaría a mi chico, así que tomo nota ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La salsita estaba de vicio, y mira que fue pura improvisación, mira, mañana mismo me hago más que ahora me ha entrado ganas de ella.
      Besos.
      Yolanda.

      Eliminar
  31. Yolanda una historia preciosa, gracias por contarnosla. Me encantan las fotos de tus coxinhas, espero que estubieran igual de ricas como parecen.
    Besos,
    Pilar

    ResponderEliminar
  32. Pues si Pilar, a mi también me encantó la historia. Estaban riquísimas, y a mi madre le encantaron, y eso es difícil pues la verdadera cocinera de la familia siempre ha sido ella. Besos. Yolanda.

    ResponderEliminar
  33. la salsa tiene una pinta realmente espectacular! te dan ganas de terminarte la barra de pan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sin quererlo me quedó una romesco, estaba deliciosa. Besos. Yolanda.

      Eliminar
  34. Que no somos malas mujer, sólo un poquito puñeteras, jeje
    Además, después del susto inicial ya luego se va poniendo una en situación y salen cosas tan ricas como estas
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja Boss, la verdad es que tuvo tela, pero el de este mes tampoco está mal....

      Eliminar
  35. Hola Yolanda, en Brasil a coxinha es una verdadera pasión y hay de muchos tamaños y distintos rellenos a pesar de la tradicional ser rellena con pollo. Pero yo como muchas otras personas la hacen con la pechuga es mucho mas fácil de cocinar y quitar los huesos. También agrego a la masa patatas cocidas y no ponemos leche sino el propio caldo que cocinamos la pechuga y también ponemos mantequilla en el caldo. Pero de todos modos las tuyas si quedaron fenomenal. A coxinha es una delicia!
    Un grande abrazo,
    Vera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh Verónica, me encantan todas estas apreciaciones, la verdad es que encontrar información tampoco fue una tarea fácil, a mi me encantaron, no me extraña que sea una pasión. Yo le puse el muslo por la carne que me parece más tierna, pero seguro que las volveré a hacer con otros rellenos. Besos. Yolanda.

      Eliminar

Me encanta ver vuestros comentarios, gracias a ellos todo esto cobra mayor sentido.
Aunque no pueda contestar siempre me los leo absolutamente todos, si tenéis alguna consulta podéis enviarla directamente al e-mail que tenéis en la pestaña de contacto.
Este blog, por falta de tiempo, no participa en cadenas de premios, aunque siempre estaré super agradecida de que hayáis pensado en mi.
Gracias por estar.
Yolanda.