PICANTONES AL HORNO CON CIRUELAS Y MANZANA.

Picantones al horno con ciruelas y manzanas

Esta fue nuestra comida de ayer, desgraciadamente solo es durante los fines de semana cuando me puedo dedicar a cocinar de verdad, no cubrir el cupo de cenas para pasar el día.

Esta receta es un invento, que seguro que ya está inventado, pero yo le doy a la imaginación aprovechando las cosas que hay en casa.

Eso si, lo pienso bien prontito, pues para poder comer a una hora decente tengo que empezar a eso de las 11 de la mañana, pues necesita unas 2-3 horas de horno para que quede no rico, si no buenísimo.

Por otra parte es lo más sencillo del mundo, solo hay que tener gracia colocando los ingredientes, el horno se encarga de todo lo demás.



Vamos con los ingredientes para 4 personas:

- 2 pollos picantones (son los pequeños)
- 2 vasos de vino blanco
- 2 patatas grandes
- 5/6 dientes de ajo
- 2 zanahorias
- 1 pimiento rojo
- 1 cebolla grande
- 100 gramos de ciruelas pasas sin hueso
- 2 manzanas (de cualquier tipo)
- Aceite
- Sal




Ahora ya podemos empezar, en mi caso después de hacer muchos pollos al horno me di cuenta de mi gran error, las prisas, gracias a ellas ponía el horno a 180 grados con lo cual se me quedaba todo más crudo de lo que a mi me gusta, el pollo quedaba echo pero no con la melosidad que le da el tiempo.

Esta vez (creo que es la vez que mejor me ha quedado) lo he puesto a 120 grados, es por ello que he necesitado más tiempo.

El horno solo lo he puesto por abajo, cuando lo he hecho con los dos (arriba y abajo) me ha quedado muy tostado pero no bien hecho.

Mientras preparamos la bandeja con todos los ingredientes precalentamos el horno a 120 grados.

Ponemos aceite en la bandeja hasta casi cubrir su superficie.



Rellenamos los picantones por dentro con dos o tres ciruelas y algunos trozos de manzana y los salamos, los colocamos en el centro de la bandeja y les echamos un poco de aceite por encima.


Partimos la cebolla, la zanahoria y el pimiento en trozos grandes y la incorporamos en la bandeja bien repartida.


Partimos la patata en trozos grandes, y el resto de la manzana por la mitad, y apa, a la bandeja de nuevo.


Que colores tan bonitos, mon dieu. Ahora ya casi estamos, ponemos los ajos y las ciruelas (la verdad es que yo le puse 200 gramos de ciruelas, y después me di cuenta que eran excesivos, es por ello que en los ingredientes he puesto la mitad). Los ajos los pongo el diente entero sin pelar, es que me encanta comérmelos así.


Es el momento de salar todo (el picantón no que ya lo habíamos hecho).

Una vez acabada la incorporación de lo sólido vamos al líquido, rociamos todos los ingredientes con los dos vasos de vino.

Ya está, vamos hacia el horno.

Yo lo he tenido unas 2,30 horas en el horno, con la precaución de cada 30 minutos giraba el picantón y rociaba todos los ingredientes con el caldo para que quedara más meloso.

Cuando lo saco del horno separo por un lado los picantones, la manzana, la patata, las ciruelas y el ajo, y con el resto (cebolla, zanahoria y pimiento) junto con el líquido lo paso por la trituradora y me queda la salsa que veis en la foto de portada.

Ya me diréis que os parece esta receta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me encanta ver vuestros comentarios, gracias a ellos todo esto cobra mayor sentido.
Aunque no pueda contestar siempre me los leo absolutamente todos, si tenéis alguna consulta podéis enviarla directamente al e-mail que tenéis en la pestaña de contacto.
Este blog, por falta de tiempo, no participa en cadenas de premios, aunque siempre estaré super agradecida de que hayáis pensado en mi.
Gracias por estar.
Yolanda.